Jakob Arjouni, maestro alemán de la novela negra

arjouniJuan Gómez 19 FEB 2013

Jakob Arjouni tenía 21 años cuando inventó al detective privado Kemal Kayankaya en 1985 para su novela Happy birthday, turco (Ediciones B, 1998). La directora Doris Dörrie lo llevó al cine en 1991, un año antes de que Arjouni obtuviera el Premio Alemán de Novela Negra. Kayankaya y sus pesquisas entre las callejuelas de la estación de ferrocarril y las rutilantes torres financieras de Fráncfort encontraron el éxito desde aquella primera historia en la que tiene que resolver el misterio de la muerte de un turco, acaecida en un burdel. El detective de nombre anatolio, que ni habla turco ni sabe gran cosa del país de sus antepasados inmigrantes, aparece como un Philip Marlowe de Hessen: cínico, lúcido, elegante y borracho. En 2012 apareció su quinta aventura, Bruder Kemal (Hermano Kemal), donde demuestra que va cambiando con los tiempos: a sus 53 años, el narrador en primera persona tiene novia, ha dejado de fumar, bebe (con moderación) más vino que cerveza y va en bicicleta. Se mete en una doble trama detectivesca en la que aparecen islamistas.

Sigue leyendo en El País

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s