Novela negra lejos de la ‘literatura McDonald’

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEn el norte de Gran Bretaña, en un escenario dominado por la devastación industrial propiciada por las políticas privatizadoras de Margaret Thatcher, se desarrolla la novela de David Mark, autor de ‘El oscuro invierno’ (Siruela). Escrita con mimo artesanal, la novela es obra de un periodista avezado en el género de sucesos y muestra las dotes de Mark para urdir una historia alejada de la «literatura McDonald», de «consumo rápido y barato».

La novela tiene como protagonista al sargento escocés Aector McAvoy, un hombre fornido, diestro con los ordenadores y casado con una gitana, una muchacha menuda procedente de un clan de cómicos ambulantes. McAvoy, tímido y apocado, escapa del arquetipo de sabueso con olfato infalible. Le adorna un acendrado sentido del deber y una bonhomía amable, lejos de esos detectives que son tan odiosos como los asesinos en serie a los que persigue.

McAvoy es el único hombre capaz de hallar una conexión entre tres asesinatos y seguir la pista de un desalmado de espantosos ojos azules. ‘El oscuro invierno’ es la primera novela de una saga que en el Reino Unido ya ha vendido 100.000 ejemplares. En la novela suceden tres crímenes, los tres muy diferentes entre sí, aunque todos concatenados por el invisible hilo de la ciudad de Hull. McAvoy tiene que atar cabos. El escritor muestra una habilidad especial en insuflar autenticidad a sus personajes, entre los que destaca la jefa de McAvoy, quien no descuella precisamente por su encanto y simpatía.

Sigue leyendo en El Comercio

Sigue toda la actualidad del género negro en mi Twitter

2 thoughts on “Novela negra lejos de la ‘literatura McDonald’

  1. 100.001 ejemplares. Yo cometí el error de comprarla. No es novela McDonalds, cierto, pero la abundancia de clichés (¿otra vez Yorkshire y lloviendo?) y lo insufrible del sargento y su mujer y niño-una relación de telefilme de tarde para señoras-, por no hablar de los asesinatos contados en “elipse”, la convierten en una novela que no cuenta nada nuevo. Un intento de hacer novela nórdica ¡otra vez!, pero en Inglaterra, donde ya hay novelistas bien buenos que han contado lo mismo que este señor antes y mucho mejor. Para gustos se pintan colores…pero si quiero leer a Mankell, leo a Mankell, no a David Mark. Y si quiero leer a Ian Rankin, leo a Rankin. No necesito un resumen de otros novelistas. Pasaré por alto la tontería del nombre Aector, la ñoña relación del sargento con sus otros compañeros y lo “humano” que se presenta durante todo el libro, pastelada chirriante que llega a cansar. Lo único que le falta al tal Aector es ir al pub y pedir un vaso de leche tibia…

  2. Pues entre tu comentario y otro que he leído en algún blog y que va en la misma línea me temo que esta se va a la lista de “totalmente prescindibles y algún día, si eso, pues ya veremos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s