“Estúpidos y felices”, de Alfredo Benedí

estúpidos y felicesEl subinspector Domínguez es un tipo realmente duro. Su madre lo alumbra un domingo en el Rastro de Madrid entre despojos y cacharrería. Su padre, un borracho, lo abandona en la inclusa de O´Donnell a los cuatro años. A los cinco lo trasladan al Sanfer, el internado referente de la educación franquista.

Con veinte se hace policía y su primer destino es Pamplona. En el 76 es testigo de uno de los intentos de desestabilización de la futura democracia, los sucesos de Montejurra. Hoy está destinado en Barcelona y comparte su vida con una lumi del Raval.

Un empresario barcelonés de éxito ha estado varias veces al otro lado de la ley sin consecuencias. En 2008 forma parte de un entramado empresarial que dirige una mujer mejicana, la Doña, dedicado a comerciar con felicidad. La compran en Honk-Kong, la procesan en Buenos Aires y la distribuyen por Europa y Estados Unidos. En San Isidro, Buenos Aires, el asesinato del presidente de un club de rugby va a sacar a la luz viejas rencillas latentes entre personajes que fueron actores, hace más de treinta años, de la política del país. Unos lucharon por la libertad y fueron acusados de terroristas. Otros colaboraron con el terrorismo que el propio Estado creó. Todos fueron seducidos por un nombre propio: Perón.

Los personajes se verán envueltos en una trama que abarca dos épocas y muchas dosis de resentimiento. Una investigación policial intentará despejar en el presente las dudas de un pasado convulso.

Estúpidos y felices
Alfredo Benedí
S.T.I.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s