Un astillero de novela

Susana F. SERRÁN

La «Semana negra» por fin respira. Tras la autorización emitida por el Juzgado de Gijón ante las medidas de suspensión cautelar solicitadas por los vecinos de Poniente, la XXV Edición del certamen abre definitivamente sus puertas mañana, viernes. Y este año lo hace en un recinto que incluso remite a lo fantástico: el terreno que ocupó Naval Gijón. Espacio que penetra con fuerza en el mar, lleno de recovecos, y al que pocos gijoneses accedieron en su día, se convertirá hasta el próximo 15 de julio en el escenario para la puesta en escena de uno de los mayores festivales de novela negra del país.

Fu Manchú, Batman y Sherlock Holmes ya están listos. También lo están los moais que acampan todos los años en el certamen, o la conocida pluma que señala el punto de encuentro con los libros. Unas letras gigantes de color rojo dan la bienvenida a los visitantes en la entrada más próxima al Acuario, una de las cinco puertas del recinto. Otras, en negro, lo hacen desde la calle de Mariano Pola. Los símbolos más destacados de la «Semana negra» anuncian, a falta de pocas horas para la inauguración, que el esqueleto del certamen ya está armado. El frenesí de las idas y venidas, el nerviosismo y, sobre todo, la alegría de que el festival negro está a la vuelta de la esquina se palpan en el ambiente, en el viejo y decrépito astillero.

Sigue leyendo en La Nueva España

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s