Nueva novela negra española: “el asesino es el sistema”

De izquierda a derecha: Carlos Zanón, Marta Sanz y Carlos Salem. (Efe/Efe/Negraycriminal)

Luis Boullosa 02/04/2012

Lo primero que hace un escritor de novela negra cuando se le interroga sobre el género es explicar por qué lo suyo no es exactamente eso que pone en la etiqueta que colocó su editor. Son Marta Sanz, Carlos Salem y Carlos Zanón, los tres autores más relevantes de la nueva novela negra española. Son tres autores inteligentes y con discurso articulado y eso se nota. Así que, mientras charlamos en el madrileño Café Comercial a una hora prudente, sus explicaciones, amparadas por tres recomendables novelas: Un buen detective no se casa jamás (Ed. Anagrama), Un jamón del calibre 45 (Ed. RBA) y No llames a casa (Ed. RBA) respectivamente, llegan a sonar incluso convincentes. ¿Qué hay detrás del boom del género en España? ¿Moda generacional, márketing? ¿O es sencillamente el signo de los tiempos?

Salem: “Yo creo que en realidad el género se ha convertido en un protogénero. Ha pasado de ser la hermanita pobre a que se dedique a ello incluso gente que no tiene nada que ver porque conviene puntualmente. Yo no me considero un autor de género, pero éste se ha fortalecido tanto que puedes publicar en colecciones de género negro textos que podrían ir en colecciones de otro tipo”

Sanz: Yo no siento que haga novelas de género. Yo hago novelas y dentro de esas novelas se cruzan diferentes géneros. Me interesa el género negro porque su componente de denuncia social. Es un género excesivamente codificado, y  creo que el escritor tiene la responsabilidad de cruzar fronteras, jugar con los moldes. En el género negro se activan esos que Constantino Bértolo llama los discursos de seducción, que llevan al lector muchas veces por un caminito previsible y yo no quiero eso.

Zanón: “Bueno, yo empecé a leer en serio el género un año después de haber publicado una novela que todo el mundo me decía que era negra. Estaba hablando de otra cosa, con la sensación de que estaba hablando un poco de mí, y para superar eso, dije: meto un muerto en el primer capítulo… y a ver por dónde voy. Fue para superar un bloqueo. La novela negra te permite hacer novela costumbrista sin tener que hacer un panfleto o un alegato, si tú ubicas tus personajes en el aquí y en el ahora estás haciendo una cierta denuncia social sin tener que hacer una denuncia maniquea.

Sigue leyendo en El Confidencial

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s