La fascinación por el mal abre el ciclo Mayo Negro

El novelista José Luis Muñoz aborda la maldad a través de personajes de sus obras en las jornadas que comienzan hoy en la Sede Ciudad de Alicante

ÁFRICA PRADO

José Luis Muñoz, uno de los máximos representantes de la novela negra española, participa hoy en la apertura de la VII edición de Mayo Negro de Alicante con una charla sobre los mecanismos del mal que funcionan en los personajes de sus novelas, “gente aparentemente normal que puede asemejarse al lector y que de repente puede pasar al otro lado”, avanza. Con 16 títulos de novela negra y numerosos premios en su haber, Muñoz (Salamanca, 1951) se considera un autor fronterizo entre géneros que no escribe exclusivamente novela negra, “no soy un ortodoxo y llevo a la práctica el mestizaje de géneros con bastantes ejemplos entre la novela negra y la novela erótica, la histórica o el género futurista”.
El escritor mantendrá un encuentro a las 20 horas con los responsables del ciclo, Mariano Sánchez Soler y Francisco J. Ortiz, en la Sede Ciudad de Alicante, y expondrá el porqué de la fascinación por el mal en toda su obra. “Esa fascinación es solo y absolutamente literaria -aclara- porque yo soy una persona muy pacífica, pero sí es cierto que me fascinan los personajes que actúan al margen de la ley y me interesa todo tipo de delincuencia, la última que he tratado es la etarra en Tu corazón, Idoia, pero también la nazi en El mal absoluto”.

Muñoz apunta que se siente cercano a la escuela de novela negra de Patricia Highsmith o James M. Cain y muestra su atracción por la psicología de los personajes, que es lo que más puede perturbar al lector. “Me interesan los malos que son gente aparentemente normal -señala-. Los nazis, por ejemplo, eran agentes de la SS muy cultos y muy respetables a los que le gustaba la música y capaces de atrocidades incomprensibles. No son personas marginales a las que la sociedad les ha dado de lado, sino gente normal y corriente que se pasa al otro lado en un momento dado. Esos personajes tienen una riqueza considerable en la literatura”.

Con todas las distancias posibles, el caso del director del FMI, Strauss-Khan, sería “un ejemplo perfecto, un tipo tan respetable al que de repente ves esposado y en prisión. Podría inspirarme”, bromea Muñoz, del que los críticos dicen que su estilo de novela negra, por el uso de violencia y sexo en sus páginas, no está indicado para pusilánimes.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s