Nueva entrega de Calibre .38

Finalizado el paréntesis procesional, la Banda de Calibre .38 vuelve a abrir fuego y lo hace demostrando que en sus gustos entran libros recién salidos del horno (por ejemplo, El último Weynfeldt, de Martin Suter, publicado en 2011 por Anagrama) y otros que solo se encuentran en mercadillos (como Alguien debe morir, de José Luis Martín Vigil, editado en 1964 por Richard Grandio).

Otro de los cómplices necesarios de .38 se estrena esta semana: se trata de José Luis Muñoz reseñando la última novela de José Vaccaro Ruiz, La Granja. Y completamos esta segunda entrega de Calibre .38 con una perla ensangrentada extraída de Mala Hostia, de Luis Gutiérrez Maluenda y el cartel y programa de otro de esos eventos que tanto nos gustan, el NNegra de Arona: Crimen en la isla.

Seguiremos informando.

La Banda de Calibre .38

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s