Como un CSI manchego

Marga Nelken | Madrid

Humor y verdad. Los dos cartuchos rellenos de sal con que Francisco García Pavón, nuestro particular Arthur Conan Doyle, se liaba a tiros en los 70 para reinventar, fijar y dar un esplendor propio al género ‘abetunado’, es decir, negro, pero negro negrísimo, durante los años más grises de la España multicolor. ¡

Pum, pum! Con Plinio, jefe de la ‘guripa’ en Tomelloso, y su inseparable socio y colaborador, el veterinario don Lotario, una especie de ‘Watson’ pueblerino, arrancaba una manera de entender lo policiaco típicamente español. Irrumpía, pues, una nueva forma de escribir cuyo relevo cogerían, poco años más tarde, fondistas como Manuel Vázquez Montalbán o Andreu Martín. Consta en el registro ‘literariomercantil’ Manuel González, alias Plinio, como primer detective de la novela española. Y ante un argumento así, lo único que una puede hacer es quitarse el sombrero. Verdad y humor. ¡Pum, pum! O viceversa.

Sigue leyendo en El Mundo

 

One thought on “Como un CSI manchego

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s