James Ellroy, cazador de mujeres

El novelista norteamericano publica un libro de memorias en el que desnuda su intimidad, cuenta sus experiencias con las mujeres y las drogas, y muestra su obsesión por saber quién asesinó a su madre

James Ellroy es sobre todo conocido por sus novelas policiacas. Su incursión en el género negro ha reflotado una narrativa que bebe de lo mejor de Dashiell Hammett y Raymond Chandler, aunque con un lenguaje directo y una fuerza insólita e inédita en buena parte de la literatura policial actual. Sin embargo, Ellroy también ha sido en algún momento autobiográfico, como demostró en «Mis rincones oscuros», una obra en la que abordaba el asesinato de su madre, todavía hoy sin resolver. El autor vuelve a sus demonios internos con mano maestra en «A la caza de la mujer», libro que aparece la próxima semana en la editorial Mondadori.

Esta autobiografía fue escrita por Ellroy tras concluir su trilogía americana, un paseo por el lado oculto de la historia de su país. Y después de mirar a Estados Unidos, para su nuevo proyecto, el escritor optó por otro camino: mirar hacia el interior de sí mismo. El resultado final es una soberbia prosa escrita con las entrañas y en algún momento con el corazón, y que demuestra lo alejado que está el novelista del memoralista. Porque si bien los hombres que aparecen en «L.A. Confidential» o «La dalia negra» siempre guardan secretos, los del mismo Ellroy son ahora públicos, sin censuras propias de la vergüenza.

Sigue leyendo en La Razón


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s