“El caso de las dos ciudades”, de Qiu Xiaolong, por Jesús Lens

La montaña no da vueltas,

el camino sí,

por lo que la gente puede encontrarse en una dirección o en otra”

Proverbio chino.

Nunca he sido capaz de practicar eso de la relajación, la respiración abdominal en ocho tiempos, el yoga o la meditación. Alguna vez que me he acercado a esas disciplinas, desde lejos y con mucho pudor, he acabado en un bar, tomando una caña y pidiendo tapa de panceta.

Y, sin embargo, tiene que ser algo muy grande, eso de sentir paz espiritual y demás zarandajas que nos suenan a chino mandarino y oriental. Porque, cada vez que siento algo de ansiedad, angustia o agobio, me voy a mi biblioteca, cojo una de las novelas de Qiu Xiaolong, me tumbo a leer y las pulsaciones bajan, la respiración se serena y, en pocas palabras, me siento mejor.

Desde que le conocí en “Muerte de una heroína roja”, el inspector jefe Chen Cao viene en mi ayuda y auxilio cada vez que le necesito. Porque el personaje estrella de Qiu Xiaolong no es de los que te dejan tirado cuando se le necesita. Ni mucho menos. Y en la penúltima entrega publicada en español, “El caso de las dos ciudades”, cumple con creces con el encargo que le hacen desde las más altas instancias del Partido Comunista Chino.

Atajar la corrupción. ¡Ahí es nada!

Porque en la China postcomunista e hipercapitalista del siglo XXI, la corrupción también existe. Y esa nueva estirpe de millonarios excelsos no lo son por casualidad. La trama de esta novela, por supuesto, es sólida, bien trabada, mejor conducida y, al final, el remate viene a ser tan abierto como contradictorio, como suele ocurrir con la realidad.

Pero no me quiero entretener con la trama, que bastante hemos hablado de la solvencia novelística de Xiaolong. Me gustaría más hablar de esos detalles que hacen tan especiales sus novelas. Como los micropoemas de la literatura clásica china que incluye, que sirven para definir el estado de ánimo de los personajes, sin ir más lejos.

O estas otras perlas de la sabiduría oriental: “El hongyan zhiji es un término propio de la literatura clásica china; se usa para expresar la presencia en los relatos de una amiga muy bella del hombre, al que aprecia y entiende incondicionalmente; no tiene que ser por fuerza una amante… es un viejo arquetipo chino, propio de las evocaciones poéticas de los hombres de letras solitarios.”

Disfruto leyendo cómo desembarca el Starbucks en China o proverbios de la ancestral cultura china: “Habrá un camino por el que los carros puedan alcanzar las montañas” o “A veces no decir expresa mucho más que el mero decir”.

Pero que sí. Que es una novela policíaca. Sólo que lo policíaco, en China, también es diferente.

Subjetiva y pasionalmente enamorado de las atmósferas que crea Qiu Xiaolong en sus novelas, no dejen de flipar con las reacciones de los laureados hombres de letras chinos que viajan a los EE.UU. a tomar parte en un congreso internacional de literatura. Porque la globalización es imparable, pero aún nos pude deparar muchas sorpresas.

Por Jesús Lens Espinosa de los Monteros

Anuncios

2 thoughts on ““El caso de las dos ciudades”, de Qiu Xiaolong, por Jesús Lens

  1. Pingback: EL CASO DE LAS DOS CIUDADES « Pateando el mundo

  2. Tío, flipo con esas enseñanzas de “filosofía Zen” que acompaña a esa tapa de panceta con esa caña, que tanta falta hace en esta Andalucía que nos quema por dentro y por fuera.
    Para mí Qui Xialong es como una patita que sale de ese gran dragón que festeja el socio-capitalismo y laaargo se extiende a lo largo de esa enorme muralla de aislamiento, ¿hacia dentro o hacia afuera?.
    Si en “Muerte de una heroína roja” me quedé “tieso” de ver cómo escribía este tío…espero tener un respiro, a ver si me deja Wambaugh, y sigo tus consejos.
    Gracias, Jesús, y…por favor sigue ahí.
    Salu2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s